Blog

Hoy, cuando la mayoría de la gente no tiene trabajo pero esperan conseguir uno, me he preguntado por qué todos pensamos en un empleo y no en  emprender…

Todos buscamos un empleo que nos de seguridad y estabilidad salarial para poder comprarnos un coche, pensar en un futuro o no tener que mirar como pagar el próximo mes las facturas. Esa estabilidad la relacionamos siempre a una empresa a un contrato indefinido, pero las cosas han cambiado y hoy día un contrato indefinido no significa estabilidad, ni significa acceso a una hipoteca.

En el sistema actual de acceso al trabajo prima dos cosas, la gran oferta de trabajadores cualificados y el bajo coste de su contratación y/o despido. Son muchos los parados, son muchos los que tienen cualificación y experiencia suficientes pero que se han visto “en la calle” y sin sitio donde ir. También son muchos los titulados sin experiencia que ven la imposibilidad de encontrar un empleo en el que desarrollarse y mostrar sus capacidades. Son unos pocos los que han conseguido empleo este año, y son muchos menos los que tienen unas condiciones salariales y laborales acordes al puesto o a su vida laboral.

Pero como ya dije en el anterior post, no somos la generación perdida si no queremos serlo, tenemos la formación, la imaginación y el futuro por delante.

Como yo lo veo, desde mi humilde y triste vida laboral, tenemos que cambiar los roles, ¿porque querer ser siempre el trabajador? ¿porqué no el empresario?


Es cierto que da miedo y que no todo el mundo “triunfa”, pero todos tenemos la oportunidad en nuestras manos. Y las redes sociales ayudan y mucho. Hay muchas iniciativas de apoyo a los emprendedores, webs para auto-financiar proyectos y la posibilidad de encontrar gente con tu mismo perfil y metas a través de las redes sociales.

Puede que no todos os haya dado por pensarlo, o por “bichear” en la red en busca de proyectos que os sirvan de ayuda, os dejo alguna web que he encontrado:

El otro día, mientras buscaba información para el trabajo (solo llevo un mes ;) encontré una web de Sevilla, tipo revista turistica pero diferente. Se trataba de la web de InSevilla, un proyecto de alguien que decidió arriesgarse.

Cuando escribí el post de “no somos la generación perdida” había visto el video de “La generación perdida” de Anicet Lavodrama, un músico que decidió dar la cara y buscar su futuro.

En uno de esos días de que hacer con mi vida, “monté” con un amigo la empresa” El Pez que Muerde y nos lanzamos a crear ideas y propuestas que teniamos en mente. Aún no somos nada y probablemente esto se quede en una idea, pero por un día, por unas semanas, creímos en nosotros y vislumbramos un futuro donde trabajábamos en lo que nos gustaba y vivíamos de nuestra propia empresa.

La idea de este post no es que todos tengamos que ser empresarios para tener futuro. Pero sí, que debemos creer que podemos, porque cuando eres capaz de ver que te vales por ti mismo, eres más capaz en el trabajo, y lo haces bien, tan bien como para exigir mejores condiciones porque eres un profesional. Alguien que no necesita un contrato indefinido, porque tendrá el futuro que quiera tener.

Y tú, ¿eres empresario, trabajador o profesional?