Blog

En menos de un mes cumplo los 30… para muchos es, simplemente, otro año más, para mí es la edad con la que tenía pensado tener mi vida encaminada o por lo menos trabajar en lo que quería, tener una pareja y no vivir con mi madre.

Al final 2012 ha llegado y no tengo pareja, aún no sé si voy a conseguir trabajar en lo que me gusta y sigo viviendo en casa de mi madre… Hoy unos amigos han compartido en su muro un video llamado “La Generación Perdida”:

Después de verlo he recapacitado mi perspectiva anterior. Es cierto que nos prometieron que si eramos buenos y estudiábamos mucho tendríamos trabajo, Disney nos prometió el príncipe azul y la posibilidad de que no pudiéramos permitirnos comprar una casa no se nos pasó por la mente hasta hace muy poco. Pero también es cierto que hemos visto a donde íbamos y no hemos intentado cambiarlo. En mi caso, creo que llevo como 3 años con la depresión de los 30 y culpando a no sé el que o a quien de que no encuentre ni mi rumbo ni mi sitio. La semana pasada encontré trabajo, creo que uno que sí me va a gustar y con el que pueda que vaya a encontrar mi lugar. Como es fuera, tengo que abandonar la casa de mami y la pareja, sigue sin existir pero dicen que no hay 2 sin 3… ;)

Todos somos dueños de nuestra vida y hacemos lo que podemos y lo que nos dejan hacer con ella. No es fácil decidirse y menos si ves el telediario y te dicen mientras comes que estamos al borde de la quiebra, pero todas esas ilusiones que teniamos de pequeños todas esas posibilidades que creímos tener siguen existiendo, solo que ahora debemos luchar por ellas más y no permitir que nos achaquen. Sé que lo que digo queda muy bonito y parece muy fácil al leerlo pero cambiar nuestro chip, cambiar el pesimismo que nos han ido inculcando estos últimos años no es fácil, cada día debemos decir NO a lo que dicen los telediarios, NO al jefe que por suerte tenemos por encima y NO a todos los que nos dicen que no somos capaces. NO somos la generación perdida si NO queremos serlo. Somos la generación que queramos ser!

En mi defensa debo decir, que hoy me he levantado positiva, probablemente si hubiera visto el vídeo la semana pasada habría escrito otro post.

Agradecer a Anicet Lavodrama su vídeo y sus ganas de hacer despertar a esta generación.