Blog

Nunca me gusto el dicho que todo el mundo te dice cuando confiesas que estudias EMPRESARIALES. No entendí su lógica, más alla de la rima.

Ahora, después de unos años de terminar la carrera, me gusta pensar que “los de empresariales” valen, valen igual que los demás y sobre todo los que han montado su propia empresa.

Voy a proponer un dicho, uno nuevo. No solo para los de empresas, sino para todo aquel que quiere decidir su futuro. Ya no valen los viejos dichos y tenemos que cambiarlos en nuestras cabezas.

“Quien vale, vale para tragar y quien no, monta una empresa”

Las cabecitas perdidas son todas esas personas que piensan demasiado, los que se complican la vida solos, hacen de un pequeño problema un mundo y se comen demasiado el coco.

20120628-233145.jpg

Para mi no es ni bueno ni malo, soy una cabeza perdida, tengo un mundo interior que supera la realidad. Pero reconozco que hay días que quiero apagar mi mente y no puedo, hay días que me gustaría no pensar pero pienso y días como hoy que escribo en un papel en blanco para frenar mi cabeza y poder dormir tranquila.

Hoy le he dado vueltas a “que hago con mi vida” por enésima vez… Empiezo a pensar que si sacara partido a estos choques de “mis dos neuronas” igual encontraría un camino que seguir…

Mirando el muro de Facebook me he dado cuenta que últimamente se comparten muchas fotos sobre filosofía de la vida, relaciones personales y demás apoyos (vía imagen rápida) para que todos pensemos un rato. Imágenes como esta que nos recuerdan que no todo el mundo escucha lo que queremos decirle.

20120628-233125.jpg

Puede que solo sea casualidad o puede que no este sola y haya más cabecitas perdidas ;)