Muchas redes = poca privacidad

Entre tanto que se habla de las redes sociales y todos los beneficios que da la red para la comunicación corporativa, es importante tener en cuenta que las redes nos dan acceso a un gran público, pero hay que cuidar todo lo que se publica y se dice.

De cada red debemos tener en cuenta sus características y sus “peligros”:

Twitter es un patio de vecinos.

Todo lo que se publica en Twitter es susceptible de ser “retweeteado”… lo que viene a ser igual que contarle un secreto a la vecina del 5º que lleva la vida de todos al día y comparte toda la información del bloque.

Facebook es un escaparate.

Si no tenemos cuidado y estamos atentos a la privacidad de nuestros contenidos, tener una cuenta en Facebook y compartir tu vida puede ser tu mayor escaparate… Esto puede ser bueno en algunos casos, pero lo normal es que alguien que no deba llegue a ver algo que no debía…

Se lo que hiciste y donde lo hiciste, lo publicaste en Foursquare!

Si creiamos que la privacidad de lo publicado podía ser un problema, atentos a cuando indicais a vuestros amigos donde os encontrais… si son horas de trabajo no hay que publicar que estas en un bar…

La galería pública más visitada, viva Tuenti!

Si unimos la configuración de privacidad con las hormonas y las ganas de “pavonearse” delante de todos… obtenemos una red abierta para casi todos los perfiles de esta red. No es problema de la red en sí, sino de los usuarios ;)

Todos deberíamos revisar lo que publicamos y nuestras configuraciones de privacidad. En mi caso, soy la primera que incumple todo esto, que publica sin pensar donde y revisa cada demasiado tiempo la privacidad. Algún día me llevaré una mala sorpresa…

Deja tu comentario

Deja un comentario